Mindfulness para niños y jóvenes con Amira Valle

Publicado: 2020-10-14 18:18:12
Autor: Redacción Nacional ProPositivo

 

 

“Cuando se trata de niños y jóvenes, el no controlar sus emociones puede generarles enojo, frustración, trastornos alimenticios, déficit de atención, depresión, o trastornos de sueño. Y lo que queremos es que estén felices, para eso hay que ayudarlos a activar sus respuestas de relajación para que puedan estar en equilibrio con salud física y mental.” Amira Valle, considerada de las más importantes exponentes en tema de mindfulness en educación.

 

 

Sin lugar a dudas, el hecho de traer nuestra atención al presente es un gran regalo, porque estas prácticas tienen un efecto fundamental en la manera en la que nos relacionamos con el mundo y con nosotros mismos. 

 

Como adultos es más fácil entender una práctica de atención plena guiada, reconocer que nos hace falta y crear un hábito para día con día mejorar nuestra atención. Sin embargo, qué pasa cuando se trata de realizar prácticas de mindfulness para niños y jóvenes, cómo lograr que los más chicos de las familias generen este hábito y cuáles son los beneficios que les brinda desarrollarlo.

 

Las respuestas a estas preguntas las brinda Amira Valle, autora, investigadora, conferencista y experimentada educadora, en un webinar organizado por el Instituto de Ciencias de la Felicidad de Universidad Tecmilenio, rumbo al Wellbeing 360 la cumbre en línea donde por medio de expertos de clase mundial se aprende sobre cómo tener una mejor salud y un estado emocional positivo.

 



Los beneficios del mindfulness para niños y jóvenes

Amira Valle durante el webinar platica que los efectos positivos de mindfulness en los jóvenes y niños son:

  • Mejora la capacidad de enfoque y concentración.
  • Incrementa la sensación de calma y bienestar general.
  • Disminuye el estrés y la ansiedad.
  • Ayuda a tener respuestas hábiles a emociones difíciles.
  • Incrementa la empatía y el entendimiento de otros.
  • Desarrolla las habilidades de resolución de conflictos.

 

Para lograr estos beneficios la práctica tanto en niños, jóvenes y adultos se debe realizar poco a poco, y muchas veces para acostumbrarnos y hacerlo un hábito.



Prácticas de mindfulness para niños

Amira Valle cuenta que dentro de su instituto Elephant Wise, se dió cuenta que las prácticas para adultos no suelen ser tan funcionales para niños de edades muy pequeñas, y se dio a la tarea de buscar alternativas dinámicas y con elementos con los que ellos se familiarizaran. Y así nació su libro “El regalo del elefante”.

 

 

El libro empieza contando la historia de un elefante pequeño que perdió a su familia, y con ayuda de unos niños quienes lo ayudan a encontrarla, inician una aventura con distintas experiencias.

 

Dentro de estas experiencias se invita a quienes estén leyendo el libro a realizar diferentes prácticas de atención, algunas de las que comparte Amira son:

 

  • Atención a la Respiración usando juguetes: 

Un rehilete o crear burbujas puede ser muy útil para guiar a los niños a poner atención a inhalar y exhalar para mover el rehilete o crear burbujas con jabón y agua.

 

  • Atención a la respiración usando el cuerpo: 

Para niños más grandes puede funcionar decir “alto” al enojo o la emoción, y con una mano extendida y los dedos de la otra mano sigan el contorno de esta, así el niño al momento de ver subir el dedo sobre el contorno de la mano pueda respirar y al bajar el dedo pueda exhalar, y repetirlo cuantas veces sean necesarias.

 

  • Escaneo Corporal

La idea es que los niños o jóvenes, ya sea acostados o sentados, lleven su atención a cada parte de su cuerpo y poniendo atención en cómo se sienten. Esto les ayuda a calmarse y tener paz.

 

  • Alimentación consciente

Con una fruta o snack saludable, se pide que tomen su alimento lo pongan en sus manos y pretendan que están en un planeta desconocido donde jamás han visto el objeto en sus manos. Lo primero que deben hacer es observar con curiosidad, olerlo como si fuera la primera vez con el objeto, para pasar a sentir con las manos y los labios, así antes de morderlo es importante percibir si hay alguna reacción en el cuerpo, por último morderlo, saborearlo y llevar toda la atención al acto de comer para disfrutarlo.

 

Lo que se busca en cada una de las prácticas es tener atención plena a la actividad con creatividad y diversión, sin perder el presente y lo que están sintiendo en ese momento.

 

Los resultados que se obtienen al desarrollar el hábito de la atención en niños y jóvenes pueden ser desde aprender a identificar su enojo, ser más conscientes de sus reacciones emocionales, hasta disminuir la reacción de violencia física para resolver situaciones de conflicto (estos resultados se obtuvieron en un estudio que se hizo con el DIF a nivel nacional).



Te invitamos a ver el webinar completo publicado en el Facebook del Instituto de Ciencias de la Felicidad

 

Si te interesa conocer más sobre “mindfulness para niños y jóvenes” podrás aprender y escuchar más de este tema en el Wellbeing 360, el cual se celebrará del 26 al 30 de octubre de 2020. 

Conoce más aquí

 

¡Comparte esta noticia!

Suscribete