Una máquina para servir cereal, ¡la tarea más divertida del verano!

Publicado: 2020-07-24 13:48:44
Autor: Redacción Nacional ProPositivo

 

¿Alguna vez has pensado que los ingenieros no son creativos? Muchas veces suponemos que esta característica solo pertenece a cierto grupo de personas, sin embargo, ésta tiene lugar en todas los perfiles.

 

Así lo demuestran los alumnos de Tecmilenio de las materias de Fundamentos Mecánicos y Física I que emprendieron el reto de presentar la invención de una máquina que pudiera servir cereal listo para comer. Esto fue inspirado en la máquina Rube Goldberg. Éste es cualquier aparato que realiza una tarea simple desde una manera muy compleja, su fascinación está en que esa tarea simple se realice en una reacción en cadena.

Máquina Rube Goldberg (Imagen de Digital Trends)

 

El transcurso de la creación fue como una montaña rusa, pero los estudiantes demostraron que siempre se puede llegar a la solución de un problema utilizando su mayor nivel de creatividad.

 

“El mayor reto que tuve fue tener que usar mi creatividad para que no se tirara tanta leche y poder lograr el objetivo. Estuvimos un mes trabajando con la máquina y experimenté con cuatro modelos diferentes, pero al final obtuve un buen resultado” compartió Galilea, estudiante de Ingeniería Industrial.

 

Una de las máquinas Rube Goldberg de los estudiantes, da clic para ver el video:

 

Máquina RG

Adán y Daniel, estudiantes de Ingeniería Mecatrónica, compartieron su experiencia “Lo más difícil fue saber cómo iniciar, ya que al principio fue algo difícil, pero comenzamos a crear de atrás para adelante y esto facilitó mucho el proceso”. Adicional, Adan tuvo que hacer 24 intentos para lograr el objetivo deseado.

 

Definitivamente todos los ingenieros tienen un alto nivel de creatividad para poner en práctica, muchas veces los mismos estudiantes dudan de su capacidad para cumplir algún objetivo, pero siempre llegan a la solución del problema de la manera más creativa y excelente posible.

 

En un caso particular, Ximena, estudiante de Ingeniería Mecatrónica, tuvo la oportunidad de demostrarle a las personas el gran potencial y nivel de creatividad que tiene “Lo más difícil en el proceso fue vencer el miedo, ya que algunas personas me decían que no estudiara  ingeniería, me hicieron sentir que no era capaz. Cuando me enteré del proyecto tenía miedo de no lograrlo, pero conforme fue pasando el tiempo desarrollé una excelente máquina utilizando controladores. Me sentí muy feliz de que sola pudiera superar todos los obstáculos”.

 

Todos los estudiantes tenemos dentro un magnífico potencial que sacar a la luz, así que nunca dudes de tus capacidades, siempre da lo mejor de ti y explota esa gran creatividad que llevas dentro.

 

Autora:

Fernanda Olivares, corresponsal de la Escuela de Ingeniería

¡Comparte esta noticia!

Suscribete